NO SE PIERDAN LAS PREDICCIONES DEL 2017 POR SOLANGE

 

LA MADRE TIERRA PODRIA VIVIR SIN NOSOTROS, PERO NOSOTROS NO PODEMOS VIVIR SIN ELLA

Los Pueblos Indígenas somos hijos e hijas de la Madre Tierra o Pachamama en quechua.
La Madre Tierra es un ser vivo del universo que concentra energía y vida, cobija y da vida a todos sin pedir nada a cambio, es el pasado, presente y futuro; es nuestra relación con la Madre Tierra.
Convivimos con ella desde hace miles de años con nuestra sabiduría, espiritualidad cósmica ligada a la naturaleza.
Sin embargo, el modelo económico, impulsado y forzado por los países industrializados que promueven la explotación extractiva y la acumulación de riquezas, han transformado radicalmente nuestra relación con la Madre Tierra.
El cambio climático, debemos constatar, es una de las consecuencias de esta lógica irracional de vida.
Esto es lo que debemos cambiar.
Nosotros los pueblos, naciones y organizaciones indígenas provenientes de diversas partes del mundo, reunidos en la
Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático
y los Derechos de la Madre Tierra, del 19 al 22 de Abril del año 2010 en Tiquipaya, Cochabamba, Bolivia, después de amplios debates, decimos:
La agresión a la Madre Tierra,
los golpes y las violaciones contra nuestros suelos, bosques, flora, fauna, biodiversidad, ríos, lagos, aire y el cosmos son golpes contra nosotros mismos. Antes pedíamos permiso para todo.
Ahora se pretende desde los países desarrollados que la Madre Tierra nos pida permiso a nosotros.
No se respeta nuestros territorios, particularmente de los pueblos en aislamiento voluntario o en contacto inicial, y sufrimos la más terrible agresión desde la colonización solo para facilitar el mercado y la industria extractiva.
Reconocemos que Pueblos Indígenas y de todo el mundo,
vivimos en una época de crisis generalizada: ambiental, energética, alimentaria, financiera, de valores, entre otros, como consecuencia
de las políticas y actitudes de Estados racistas y excluyentes.

.

SON LOS DESEOS DE MARIO Y SOLANGE